De aquellos barros estos lodos

Hace unas semanas me pidieron que enviara un texto parecido al que había hecho sobre los terrenos comunales y SVM de la Sierra y Elinor Ostrom para Carrodilla Sostenible. (Enlace)
Nuestros barros se remontan hasta el 1 de mayo de 1855, cuando a un ministro llamado Madoz, que por cierto estudió en los Escolapios de Barbastro, se le ocurrió la brillante idea de privatizar los terrenos comunales de los municipios.
¿Cuál era el problema? El problema era que los vecinos de Estadilla utilizaban esos terrenos comunales, principalmente terreno no apto para el cultivo, como pasto para el ganado, para obtener leña, materiales de construcción, carbón vegetal, cazar, para colocar colmenas, etc.
Al parecer, al ministro le parecía poco eficaz y moderna la forma de gestión que habían mantenido los estadillanos durante siglos.
La legislación liberal buscaba con esta medida la “modernización” mediante la capitalización del sector agrario y la privatización de los incultos municipales, amén de alegrar las arcas públicas.
Los terrenos salieron a subasta con el peligro de que el ricachón o marqués de turno se hiciera con esos terrenos y privara a los vecinos de los aprovechamientos.
Única solución, comprar los terrenos. Un testaferro los adquirió en subasta pública y a la hora de escriturarlos se constituyó en 1901 la Sociedad Sierra de la Carrodilla, con 331 propietarios, la mayoría vecinos de Estadilla.
Las sociedades vecinales de montes se convirtieron de esta forma en una estrategia de adaptación a los cambios iniciales que comportó la emergente capitalización del sector agrario.
En la sierra de la Carrodilla se constituyeron diferentes SVM (Sociedades Vecinales de Montes):
Sociedad Sierra Buñero de Estadilla
Año de fundación: 1901
Hectáreas: 1730 (34% del término municipal)
Copropietarios en origen: 331
Situación actual: activa
Sociedad Monte de Ardós de Peralta de Calasanz
Año de fundación: 1891
Hectáreas: 536 erial  y 11 arables
Copropietarios en origen: 173
Situación actual: sin actividad desde el año 1974. En la actualidad los terrenos son gestionados por el Ayuntamiento de Peralta de la Sal.
Sociedad de la Sierra de Estada
Año de fundación: desconocido
Hectáreas: 704 hectáreas (44% del término municipal)
Copropietarios en origen: 72
Situación actual: sin actividad desde el año 2009.
Sociedades vecinales de Juseu
Muchas sociedades – se localizaron 14- de pequeña extensión y cuyos copropietarios variaban entre 5 y 25. En la actualidad están inactivas.
Sociedad de Vecinos de Aguinaliu
Año de fundación: desconocida. Desde 1990 deja de ser una SVM y pasó a ser una sociedad en mano común.
Hectáreas: 471
Copropietarios en origen: 72
Situación actual: activa
¿Esto significa que la propiedad se mantuvo en igualdad de condiciones entre los copropietarios? No, en Estadilla quien más tuvo más compró, es decir, los más pudientes del lugar. Todavía hoy, en la estructura accionarial, los máximos accionistas son aquellas casas fuertes de principios del siglo XX.
Esto que quizá pueda parecer normal, no lo fue tanto, por ejemplo en nuestra vecina Calasanz también se constituyó otra sociedad vecinal de montes, pero en sus estatutos quedó reflejado que ningún condueño tendría más derechos que otro. Es decir, tuvo una estructura de gobierno muy similar a la anterior gestión comunal.
Garret Hardin publicó en 1968 el texto la Tragedia de los Comunes (Enlace), convertido hoy en un clásico, argumentaba que la existencia de los bienes comunes conducía a su propia desaparición, el pez que se muerde la cola, debido al abuso y competitividad de la naturaleza humana.
El 12 de junio de 2012 falleció la economista Elinor Ostrom, primera mujer en obtener el Nobel de Economía en el año 2009, el argumento del Comité para concederle el galardón fue:
Elinor Ostrom ha puesto en cuestión la afirmación convencional de que la gestión de la propiedad común suele ser ineficiente, razón por la cual debería ser gestionada por una autoridad centralizada o ser privatizada. A partir de numerosos estudios de casos de manejo por parte de sus usuarios de bancos de peces, pastizales, bosques, lagos y aguas subterráneas, Ostrom concluye que los resultados son, en la mayoría de los casos, mejores que en las predicciones de las teorías estándar. Sus investigaciones revelan que los usuarios de estos recursos desarrollan con frecuencia sofisticados mecanismos de toma de decisiones, así como de resolución de conflictos de interés, con resultados positivos
Ostrom se dedicó al estudio de los bienes comunales, no tanto desde una visión monetarista sino desde una visión antropológica, sociológica e histórica. La propiedad colectiva queda al margen de los dos regímenes de propiedad que podríamos denominar más conocidos: el estatal y el privado. Ostrom demostró que ni la gestión pública ni la privatización son siempre la mejor fórmula posible. En España estudió el caso del Tribunal de aguas de Valencia que lleva más de 1000 años en funcionamiento (Enlace).
En nuestro país tenemos un Ostrom, Joan Martínez Alier, profesor de economía de la Universidad Autónoma de Barcelona.
Ahora se habla mucho de la corriente keynesiana:  aumentar el gasto público y con el posterior crecimiento pagar la deuda. Más o menos lo que hicimos en Estadilla pero al revés. Nosotros aumentamos los gastos por encima de nuestras posibilidades en plena burbuja y, cuando se esfumó, no pudimos pagar. Tuvimos que refinanciar la deuda y tragarnos un plan de reequilibrio económico impuesto por la DPH.
Joan Martínez Alier es un economista ecológico que dice, y quizá estoy generalizando demasiado, que los países ricos no tienen que aumentar su “crecimiento” en la línea que han seguido hasta el momento, más consumo de materiales y energía, puesto que no es perdurable ecológicamente ni socialmente.
También con el objetivo de estudiar la gobernanza de los bienes comunales  y las SVM, y salvando la infinita distancia con los anteriores autores, intenté acercarme a la gestión de los terrenos en la Sierra de la Carrodilla para un trabajo final de máster que realicé hace unos años. Un trabajo iniciático que requeriría de una mayor profundidad…se hizo lo que se pudo.
No nos hubiera ido nada mal hace unos siglos una Ostrom dando vueltas por la ibércica, y ya de paso, poniéndole un poco el dedo en el ojo a nuestro ministro Madoz.
Adrián Perna
Entre muchos autores:
Joan Martínez Alier – El Ecologismo de los pobres – , también es coordinador de la revista Ecología Política (Enlace)(Enlace)
Tim Jackson – Prosperidad sin crecimiento – (Enlace)(Desarrolla propuestas económicas concretas)
Carlos Taibo – El decrecimiento explicado con sencillez – (más general)(Enlace)
Elinor Ostrom (Enlace) – El gobierno de los bienes comunes-
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: