Arte románico en la Sierra de la Carrodilla (VIII)

AGUINALIU

(RIBAGORZA)

Aguinaliu es topónimo adaptado al modo vulgar del habla local por “aguila níu” o “nido de águila”. Y es una metáfora acertada para describir su localización coronando un pequeño cerro donde se apiña el caserío. Pocos vecinos. A duras penas una quincena habitan este lugar de calles empinadas húmedas y resbaladizas por las que transitar es fatigoso. Y con el riesgo añadido de la inestable situación de muros y viviendas. Casas deshabitadas y postigos -en ocasiones bellamente decorados- cerrados.

Hay noticia de su existencia ya desde el año 987 en la “Cataluña Carolingia” de Abadal, haciendo referencia a asuntos relacionados con la posesión de sus salinas. Quizá el barranco del Salinar que llega al pueblo desde la dirección donde se halla Juseu, tenga que ver con su ubicación. La sal; el “salario” era de enorme importancia en ese momento.

El templo, dedicado a San Martín se halla en lo más alto del cerro ocupado por el caserío. En su cercanía, alguna vivienda rehabilitada, otras en vías de serlo, y muchas más semiderruidas. Humedad, hierba y verdín resbaladizo por doquier hacen necesaria mucha prudencia. Templo de nave única, orientada, al que se añadieron en el XVII las consabidas capillas laterales para propiciarle planta de cruz.

En algún momento de su evolución se vario radicalmente su orientación. Amputada la parte más saliente del cilindro absidal, se le injertó puerta de acceso y recrecido devino en extraña espadaña con óculo y tres vanos de torpe hechura. Todo ello convenientemente enfoscado de cemento. En fin, un desatino.

A la planta inicial del templo se añadieron capillas laterales, que comunicadas al interior entre si, aparentan pequeñas naves laterales. Todo el muro sur, es de nueva hechura, pudiendo advertirse en la imagen 4 el perfil del hastial de poniente original.

Los sillares de los pies del muro norte, son toscos, trabajados a maza y su disposición evoca mayor antigüedad que la atribuible al templo dado el apuntamiento de sus bóvedas al interior. No es de extrañar que se aprovechase estructura arcaica en la ejecución del templo del XII-XIII.

Al interior, el templo se halla enfoscado. Sus bóvedas son de medio cañón, muy ligeramente apuntado y restan parte de dos arcos fajones. A pesar de estar “occidentado”, se advierte bien la primera estructura del templo. Es evidente el cilindro absidal y su estrecho presbiterio que en la actualidad sirven de telón de fondo al coro alto de madera.

Ver artículo completo en:  http://www.arquivoltas.com/3-HU-Ribagorza/990373-Aguinaliu.htm

Más construcciones románicas de la Sierra de la Carrodilla en: http://www.arquivoltas.com/Arquivoltas.htm


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: