Arte románico en la Sierra de la Carrodilla (VII)

JUSEU- ERMITA DE SAN CRISTOBAL

(RIBAGORZA)

Juseu / Chuseu es un increible pueblo ribagorzano literalmente encaramado en lo alto de un estrato rocoso al que se asoma con descaro. Depende del municipio de Graus del que dista trece kilómetros y se accede al mismo por la carretera que desde Barbastro se encamina a Benabarre, una vez rebasados el espectacular congosto de Olvena y llegados a las márgenes del pantano de Barasona.

El pueblo cuenta con apenas cincuenta vecinos, unas magníficas vistas sobre el valle del Sarrón y su iglesia parroquial dedicada a San Julián, del XVII, que cuenta con yeserías mudéjares de las que presumen como Patrimonio de la Humanidad, que son, a la entrada del pueblo.

San Cristóbal se sitúa a 3,2 kilómetros al sureste en línea recta desde el pueblo. Cuando rebasamos el cerro de san Cristóbal, tras el cual está la ermita, y cambiamos de dirección al noreste, paralelos al barranco de San Cristóbal ya en dirección a Aler, a lo lejos, entre la vegetación y en medio de ninguna parte, clarea una edificación de piedra entre el verde del paisaje y los sucesivos horizontes hasta el Pirineo.

El pequeño y ruinoso templo se halla a la derecha de la pista, en una pequeña explanada. Se edificó sobre un afloramiento rocoso algo oblicuo que le sirvió de peana. Canónicamente orientado, con ligera deriva al sur, mide 8 x 4,5 metros en sus dimensiones máximas.

Se edificó a base de mampostería y algún bloque de gran tamaño y mejor escuadrado, sobre todo en la unión de paramento con bóveda. Porque a pesar de su modestia, los que lo edificaron se atrevieron a cubrirlo con bóveda pétrea, como mandan los cánones del románico, tanto en su nave como en el ábside. Medio cañón y cuarto de esfera respectivamente.

No existe diferenciación entre cabecera y nave, ni al exterior no al interior. El cilindro absidal que lo cierra al este, se continua de forma insensible con la nave. La puerta abre en el extremo occidental del templo, mas no quedan de ella sino los arranques de las jambas y varios tablones en desorden de su vano .

El derrumbe del templo ha afectado sobre todo a toda su bóveda, muro norte y hastial de poniente, conservándose todavía en pie dos tercios del cilindro absidal y su muro sur. Queda el ventanal situado en el muro sur, en la unión de nave y cabecera y por debajo del arranque de la bóveda. Es adintelado y derramado al exterior, y con una diminuta aspillera al interior de la nave.

Otro pequeño vano, que hay que ir a buscar en el sitio en que uno cree que debió de estar, se adivina centrando el cilindro absidal. Mínima aspillera realzada por una losa grande sobre ella que hace de dintel y un par de sillarejos enmarcándola, si bien el del lado norte ha cedido y casi la ciega a causa del derrumbe del lado norte del ábside.

Ver artículo completo en:  http://www.arquivoltas.com/3-HU-Ribagorza/990373-Juseu.htm

Más construcciones románicas de la Sierra de la Carrodilla en: http://www.arquivoltas.com/Arquivoltas.htm

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: