La voz de la Carrodilla

Fue un proceso lento

en que miles de años me hicieron lo que soy,

una sierra que custodia

los pasos de vuestros abuelos más antiguos.

 

Los susurros del bosque ancestral

duermen entre mis piedras,

cualquier arbusto guarda la palabra, la lengua,

las promesas universales de la vida y el amor.

 

Si uno de vosotros se atreve

a robar una sola de mis flores, antes de que su semilla

germine entre mi tierra, todo morirá.

 

Mi bandera blanca, de paz y de silencio,

gira en el centro del vórtice de mi alma

y os convoca, como antaño llamó

a otros primitivos, a permanecer junto a mí.

 

Hasta el cielo se eleva mi plegaria,

pero los hombres se creen más grandes que los dioses,

ignoran la orden cósmica que nos une:

existís si existo, y viceversa.

 

Si he de morir quiero hacerlo poco a poco, como nací…

y porque Natura lo ordene

 

CONCHA VICENTE ESTEBAN

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: